Introyección

Word Portraits_Enrique Baeza_me & the curiosity

INTROYECCIÓN

Una exposición en torno al retrato,

con las series Word Portraits de Enrique Baeza y grEGOri de Gregori Saavedra

y la participación especial de Luis Camnitzer y Eduard Escoffet

Comisariada por Alex Brahim

Del 4 al 22 de abril – Calle Ferlandina 47 de Barcelona

De lunes a viernes de 16,30h a 19,30h – Otros horarios cita previa en info@meandthecuriosity.net

Producción – me & the curiosity / cis-art

La introyección es un proceso psicológico por el que se hacen propios rasgos del mundo exterior, primordialmente de la personalidad de algún sujeto. Abarca la incorporación imaginaria de un objeto, persona, situación o lugar a la auto-imagen del individuo, así como la imitación inconsciente de ciertas actitudes y formas de pensar. El retrato es sin duda uno de los motivos elementales de la expresión plástica y la tradición artística. Emparentado directamente con la voluntad mnemónica de fijar instantes en el tiempo y con la inquietud del hombre frente a la finitud de la existencia, es la categoría de la representación vinculada por antonomasia a la búsqueda de la inmortalidad. Un artefacto cultural orientado principalmente a honrar al retratado, procurando resaltar sus cualidades.

Introyección habla de esta búsqueda por la trascendencia del individuo más allá de la vida, del rol de la imagen en la construcción personal y social, y de las tensiones entre lo propio y lo ajeno que deben negociarse en su concepción, a través de una serie de retratos –Word Portraits de Enrique Baeza- y una de autorretratos –grEGOri de Gregori Saavedra. Nutridos por recursos como el texto o la poesía visual, sus trabajos desplazan hacia lo poético y evocador los códigos y recursos del retrato convencional, alterando también sus métodos o su funcionalidad habitual. No en vano ambos autores comenzaron escribiendo y a día de hoy trabajan el retrato, producto de trayectorias singulares en el ámbito de la comunicación y el arte, pero representativas de los nuevos modelos de creatividad cultural.

El retrato de otro a cargo del artista es abordado por Enrique Baeza en su proyecto en proceso Word Portraits (2012-2016). Mediante un protocolo pactado, el diálogo entre artista y retratado desemboca en una propuesta de retrato textual de la persona en ese punto de su vida. Así mismo, elabora retratos de ciudades que describen desde lo simbólico el estado emocional de unos individuos en un lugar determinado, los cuales son instalados como intervenciones públicas en cada localidad; un proceso que comenzara con gran impacto en Nueva York en 2012 y que a día de hoy incluye más de 35 ciudades en los cinco continentes. Utilizando el juego lingüístico habitual en su trabajo, Baeza colapsa prosopografía y etopeya en breves sentencias que juegan con el epíteto, la paradoja y el oxímoron. Frases agudas, compactas y sugerentes componen una galería de retratos que toma cuerpo en impresiones sobre papel y otros materiales, en luces de neón, o sobre espejos esmerilados.

Gregori Saavedra_me & the curiosity

El autorretrato, género esencial en la historia del arte, actualmente rutina cotidiana y método de desempeño social atomizado a través del “selfie”, aparece de mano de Gregori Saavedra (2013-2016). En sus composiciones digitales grEGOri, el artista articula un diálogo entre su particular condición física –una estatura considerablemente baja-, su psique, y su propia gramática visual, utilizando estrategias que vinculan con perspicacia y humor la ilustración, la gráfica publicitaria y las lógicas de la poesía visual; como en su spot para El País, que es considerado por muchos una obra de arte. En la serie, un Gregori multiplicado, en constante tránsito o mutación, indaga sobre su identidad y su posición en el mundo, contaminándose de él, propiciando una dialéctica que a su vez le erige como sello, icono, afirmación, o firma.

Esta visión particular del uso retratístico, fruto de pulsiones relacionales entre interior y exterior vehiculadas por la introyección, es recalibrada conceptual y formalmente por el diálogo con las obras de los artistas invitados, que funcionan como prefacio y colofón del recorrido. Ultimando esta relación textual, gráfica y poética con el retrato, abordan el concepto en sí mismo e introducen comentarios acerca de la apropiación del otro en la construcción del yo, del individuo como ente discursivo, o de lo fallido de la intención de sobrevivir, únicos e indelebles, al tiempo.

_AFA5260

La obra Miro, Admiro, Mío (2006) del conceptualista Luis Camnitzer da la bienvenida, e interpela al espectador acerca de la auto-imagen como reflejo de aquello externo que hacemos propio a través de la mirada, invocando una dimensión cognitiva del individuo que conecta lo ontológico con el psicoanálisis. Al cierre, el poema visual Fossa (2015) del poeta Eduard Escoffet pone en crisis al retrato en su cualidad perdurable y diferenciadora, pero valida quizás su obstinada pertinencia, al adentrarse en tierras sombrías para reflejar la finitud de la vida como igualdad irremediable entre los hombres.

Invitación-INTROYECCIÓN-17_30